Costa Rica

La distancia del territorio costarricense, desde el océano Pacífico hasta el Mar Caribe es de 322 kilómetros.

La variedad de paisaje y microclimas que se pueden disfrutar en un mismo día, hacen de este país un destino paradisíaco.

En sólo 51 mil kilómetros cuadrados, el viajero puede encontrar: sol y playa, aventura, naturaleza y cultura; componentes necesarios para satisfacer el gusto de miles de turistas que encuentran en Costa Rica su lugar de vacación ideal

Plantas y animales por todas partes

El territorio de Costa Rica es tan pequeño que comprende solamente el 0.03% de la superficie del planeta y, pese a esto, se ubica entre los 20 países más ricos en biodiversidad de la Tierra en densidad de especies. Esto significa que es posible encontrar más especies en 1,000 km2 en Costa Rica, que en la misma extensión en países como Brasil o Colombia.

Usemos Brasil como ejemplo: pese a ser 166.6 veces más grande que Costa Rica, este país presenta un promedio 6.5 especies de plantas, 0.2 de aves y 0.05 de mamíferos por cada 1000 km2; mientras que Costa Rica promedia para la misma extensión, 234.8 especies de plantas, 16.9 de aves y 4.6 de mamíferos.

De hecho, con solo 51.100 km2, Costa Rica alberga cerca de un millón de especies, las cuales representan el 4% de la biodiversidad esperada. ¿Están listos para descubrirla?

Las maravillas de fuego de Costa Rica

Al formar parte del Cinturón de Fuego del Pacífico, los volcanes de Costa Rica se encuentran entre los más sorprendentes del mundo. De hecho, el territorio continental ocupado hoy por el país es el resultado de una compleja actividad volcánica que se inició hace 75 millones de años y aún continúa.

Tomando en cuenta todo cráter en el cual haya ocurrido una erupción, la cifra de volcanes en Costa Rica llega a la sorprendente cifra de 112. Algunos de estos son actualmente concurridos parques nacionales que protegen interesantes ambientes naturales.

Uno de estos es el volcán Arenal, considerado entre los 10 volcanes más activos del mundo y por una buena razón: frecuentemente sorprende a sus visitantes con un espectáculo de humo y lava incandescente que desciende por sus laderas acompañada por avalanchas de rocas y sonidos que emergen de lo profundo. Incluso alcanza una velocidad de 70 kilómetros por hora y una temperatura de 1,000 grados Celsius.

La pasada gran erupción del volcán Arenal tuvo lugar en 1968. Hasta entonces se pensaba que el volcán era otro pico más en la Cordillera Volcánica de Guanacaste. Fue declarado parque nacional en 1994. Las aguas termales son ahora una de las principales atracciones del área, junto con hermosos paisajes, senderos naturales y actividades de aventura.

podrás comprender el dicho mas conocido en Costa Rica: 
¡PURA VIDA!